.
Antonio+GAMONEDA.jpg


Antonio Gamoneda
(Oviedo, 30 de mayo de 1931)
poeta, ganador del Premio Cervantes en 2006. Ha vivido desde los 3 años en León, ciudad que ha influenciado notablemente su trayectoria poética.


Altamira

bitarte.jpg

bitarte.jpg

versión cantada por "Los Suicidas"
volver al índice.


Doy mis ojos a esta
tumba cargada de fuego.
En los tiempos antiguos
de la sangre, en el año,
apenas, del alma, nace
esta luz en el hombre.
Ya veis el arte puro,
cómo es fiel a la vida:
el pan vivo, la fuerza,
hablan en la belleza.


- 5D_Niso_Rebeca 5D_Niso_Rebeca




Amar y estar en ti

bitarte.jpg

bitarte.jpg
volver al índice.


Mi manera de amarte es sencilla:
te aprieto a mí
como si hubiera un poco de justicia en mi corazón
y yo te la pudiese dar con el cuerpo.

Cuando revuelvo tus cabellos
algo hermoso se forma entre mis manos.

Y casi no sé más. Yo sólo aspiro
a estar contigo en paz y a estar en paz
con un deber desconocido
que a veces pesa también en mi corazón.


Estar en ti

Yo no entro en ti para que tú te pierdas
bajo la fuerza de mi amor;
yo no entro en ti para perderme
en tu existencia ni en la mía;
yo te amo y actúo en tu corazón
para vivir con tu naturaleza,
para que tú te extiendas en mi vida.
Ni tú ni yo. Ni tú ni yo.
Ni tus cabellos esparcidos aunque los amo tanto.
Sólo esta oscura compañía. Ahora
siento la libertad. Esparce
tus cabellos. Esparce tus cabellos.

- 6A_Poyo_Alvaro 6A_Poyo_Alvaro

Existian tus manos

bitarte.jpg

bitarte.jpg
volver al índice.

Existían tus manos.

Un día el mundo se quedó en silencio;
los árboles, arriba, eran hondos y majestuosos
y nosotros sentíamos bajo nuestra piel
el movimiento de la tierra.

Tus manos fueron suaves en las mías
y yo sentí la gravedad y la luz
y que vivías en mi corazón.

Todo era verdad bajo los árboles,
todo era verdad. Yo comprendía
todas las cosas como se comprende
un fruto con la boca, una luz con los ojos.

- 6A_Poyo_Alvaro 6A_Poyo_Alvaro


Exentos I

bitarte.jpg

bitarte.jpg
volver al índice.

Yo me callo, yo espero
Hasta que mi pasión mi poesía y mi esperanza
Sean como la que anda por la calle.
Hasta que pueda ver con los ojos cerrados
El dolor que ya veo con los ojos abiertos.

- 6A_Poyo_Alvaro 6A_Poyo_Alvaro

Arden las pérdidas

bitarte.jpg

bitarte.jpg
volver al índice.

Detrás de la oscuridad
están los rostros que me han abandonado
yo vi su piel trabajada por relámpagos
ahora ya sólo veo
en el instante amarillo
el resplandor de sus lejanos parpados

- 6A_Poyo_Alvaro 6A_Poyo_Alvaro

Edad

bitarte.jpg

bitarte.jpg
volver al índice.

Sucedían cuerdas de prisioneros; hombres cargados de silencio y mantas.
En aquel lado del Bernesga los contemplaban con amistad y miedo. Una
mujer, agotada y hermosa, se acercaba con un serillo de naranjas; cada
vez la última naranja le quemaba las manos: siempre había más presos que
naranjas.
Cruzaban bajo los balcones y yo bajaba hasta los hierros cuyo frío no
cesará en mi rostro. En largas cintas eran llevados a los puentes y ellos
sentían la humedad delío antes de entrar en las tinieblas de San Marcos,
en los tristes depósitos de mi ciudad avergonzada.

- 6A_Poyo_Alvaro 6A_Poyo_Alvaro



La luz hierve

bitarte.jpg

bitarte.jpg
volver al índice.

La luz hierve debajo de mis párpados.
De un ruiseñor absorto en la ceniza, de sus negras entrañas musicales, surge una tempestad. Desciende el llanto a las antiguas celdas, advierto látigos vivientes
y la mirada inmóvil de las bestias, su aguja fría en mi corazón.
Todo es presagio. La luz es médula de sombra: van a morir los insectos en las bijías del amanecer. Así
arden en mí los significados.



- 6A_Deharo_Ieray 6A_Deharo_Ieray




23 veces editada esta página.
La última revisión ha sido realizada en Feb 21, 2011 10:02 am GMT por - txetxu_garaio txetxu_garaio.