.

external image c2%20Jorge%20Guillen.JPG


Jorge Guillén
(Valladolid, 18 de enero de 1893 - Málaga, 6 de febrero de 1984)
poeta integrante de la Generación del 27, amigo de Pedro Salinas; exiliado, se establece en los Estados Unidos y prosigue allí su docencia universitaria; al jubilarse, reside en Italia.





Viento saltado. El silbo vulnerado.

bitarte.jpg

bitarte.jpg

**robertosuman1960**
13 de octubre de 2007
Para volver al índice.

¡Oh violencia de revelaciónen el viento
Profundo y amigo
¡El día plenario profundamente se agolpa
Sin resquicios!

¡Y oigo una voz entre rumores de espesuras,
Oigo una voz,
Que de repente desligada pide
Más,más creación!

¡Esa blancura de nieve salvada
Que es fresno,
La ligerezade un goce cantado,
Un avance en el viento!

¡En el viento, por entre el viento
Saltar, saltar,
Porque sí, porque sí, porque
Zas!

¡Por el salto a un segundo
De cumbre,
Que la tierra sostiene sobre irrupciones
De fustes!

¡Arrancar, ascender… y un nivel
De equilibrio,
Que en apariciones de flor apunta y suspende
Su ímpetu!

- 6D_Nevado_Dani 6D_Nevado_Dani


Cima de la delicia

bitarte.jpg

bitarte.jpg

**vicentemonera**
14 de diciembre de 2008
Para volver al índice.

¡Cima de la delicia!
Todo en el aire es pájaro.
Se cierne lo inmediato
Resuelto en lejanía.
¡Hueste de esbeltas fuerzas!
¡Qué alacridad de mozo
En el espacio airoso,
Henchido de presencia!
El mundo tiene cándida
Profundidad de espejo.
Las más claras distancias
Sueñan lo verdadero.
¡Dulzura de los años
Irreparables! ¡Bodas
Tardías con la historia
Que desamé a diario!
Más, todavía más.
Hacia el sol, en volandas
La plenitud se escapa.
¡Ya sólo sé cantar!

- 6D_Garlito_Arkaitz 6D_Garlito_Arkaitz


Duermes

bitarte.jpg

bitarte.jpg

videospalmeral

Para volver al índice.

Duermes. Mi mano toca sueño. Duermes.
Gozo de tu inocencia confiada,
de tu implícita forma en esa noche
que hace tan suya con amor la mano.
Te siento dormir sin verte,
serenísima, sagrada,
nunca imagen de la muerte,
y oponiéndote a la nada
triunfar como piedra inerte.
La delicada masa de tu sueño
se espesa junto a mí, sin paz nocturna,
que así convive con la invulnerable,
cuyo retorno al despertar es siempre
la súbita inmersión en nuestra dicha.
Sumido en un calor de dos, el sueño
relaja su clausura, casi abierta
dulcemente hacia el día aún isleño.
Calor, amor.
La historia tras la puerta.

- 6D_Calvo_Raquel 6D_Calvo_Raquel


Muerte a lo lejos








Para volver al índice.

Alguna vez me angustia una certeza,
Y ante mí se estremece mi futuro.
Acechándolo está de pronto un muro
Del arrabal final en que tropieza
La luz del campo. ¿Mas habrá tristeza
Si la desnuda el sol? No, no hay apuro
Todavía. Lo urgente es el maduro
Fruto. La mano ya lo descorteza.
...Y un día entre los días el más triste
Será. Tenderse deberá la mano
Sin afán. Y acatando el inminente
Poder diré sin lágrimas: embiste,
Justa fatalidad. El muro cano
Va a imponerme su ley, no su accidente.

- 5A_Pascual_Elena 5A_Pascual_Elena


Pleno amor

bitarte.jpg

bitarte.jpg


Para volver al índice.

I

¿Amor envuelve en las formas
de un viento? Se transfigura
bajo un viento nuestro abrazo:
concentrándose está en lucha.
Triunfo habrá para los dos,
gocémonos. ¡Oh, no hay burla
contra la fe ya animal
de toda la criatura!
Desaparece la estancia.
Una luz de anhelo y súplica
crea un ámbito al amor
con muros de sombras juntas.
Infinita, sí, trascurre
la noche. Pero se ajusta
-con la precisión de un mundo
soñado por la absoluta
claridad- a este clarísimo
destino: nuestra ventura.
Y la ventura despacio
va confiándose -nunca
más estrellas en el cielo-
a una pesadumbre suya.
Mientras -la carne es también
alma, reina tu blancura-
un ritmo acoge y acrece
la obstinación -¡qué profunda
masa tanta noche en vela!-
de esta casi calentura,
de este buen ardor.
Palpitan,
humildemente nocturnas,
las estrellas como si
regalasen una luna
de paz.
Paz en la verdad.

II

En la verdad.
Y se anuncia
lo más fabuloso. ¿Tumba
para una resurrección,
para llegar a ser pluma
casi indistinta del aire,
aire sobre el mar, espuma
que fuese nube en un cielo
con voz de mar?
No hay más ruta
que este más allá mortal:
vértigo de una dulzura
que de más vida en más vida
se atropella, se derrumba,
-¡llega a tal embriaguez
el ser que desde su altura
conspira al derrumbamiento!-
y va a la noche desnuda
con un ansia de catástrofe,
o de postrer paz, en fuga
final ¿hacia qué reposos,
qué aplanamientos, qué anchuras?
¿O hacia la aniquilación
desesperada?
Concluya,
concluya tanta inminencia.
Todo se confía -nunca
más estrellas en el cielo–
a su pesadumbre muda,
fatal.
¡Sea!
Fatalmente
puede más que yo la angustia
que me entrega a la catástrofe,
-todo conmigo sucumba-
que no será… que no es
una catástrofe -¡brusca
perfección!- por más que abdique,
y se desplome y se hunda
-amor, amor realizado-
el alma en su carne: puras.

- 6D_Alonso_Nagore 6D_Alonso_Nagore



Las doce en el reloj

bitarte.jpg

bitarte.jpg


Para volver al índice.

Dije: Todo ya pleno.
Un álamo vibró.
Las hojas plateadas
sonaron con amor.
Los verdes eran grises,
el amor era sol.
Entonces, mediodía,
un pájaro sumió
su cantar en el viento
con tal adoración
que se sintió cantada
bajo el viento la flor
crecida entre las mieses,
Más altas. Era yo,
centro en aquel instante
de tanto alrededor,
quien lo veía todo
completo para un dios.

- 6A_Fernandez_Raul 6A_Fernandez_Raul



Ya se acortan las tardes

bitarte.jpg

bitarte.jpg


Para volver al índice.

Ya se acortan las tardes, ya el poniente
nos descubre los más hermosos cielos,
maya sobre las apariencias velos
pone, dispone, claros a la mente.
Ningún engaño en sombra ni en penumbra,
que a los ojos encantan con matices
fugitivos, instantes muy felices
de pasar frente al sol que los alumbra.
Nos seduce este cielo de tal vida,
El curso de la gran Naturaleza
que acorta la jornada, no perdida
si hacia la luz erguimos la cabeza.
Siempre ayuda la calma de esta hora,
lenta en su inclinación hasta lo oscuro,
Y se percibe un ritmo sobre el muro
que postrero fulgor ahora dora.
Este poniente sin melancolía
nos sume en el gran orden que nos salva,
preparación para alcanzar el alba,
También serena aunque mortal el día.

- 6A_Fernandez_Raul 6A_Fernandez_Raul


Perfección

bitarte.jpg

bitarte.jpg



Queda curvo el firmamento,
Compacto azul, sobre el día.
Es el redondeamiento
Del esplendor: mediodía.
Todo es cúpula. Reposa,
Central sin querer, la rosa,
A un sol en cenit sujeta.
Y tanto se da el presente
Que el pie caminante siente
La integridad del planeta.

- 6D_Burgos_Laura 6D_Burgos_Laura

Misterioso

bitarte.jpg

bitarte.jpg


Para volver al índice.

Pasa el vídeo misterioso,
vuelve el pasado en movimiento,
y el instante insignificante
llega enseguida a conmovernos.
¿Y por qué? Porque significa.
No cruzan su flujo y su tiempo
frente a nuestros ojos atónitos.
Sin arrastrarnos a lo inmenso
Ese impulso que es esencia.
Contra mareas, contra vientos,
Y jamás contacto con Nada
Nada irreal que es siempre un sueño,
Y la gran verdad nos oculta:
El vivir del amigo muerto.
¿Cómo? Salinas.
Me emociono.
Es él y todo el universo.


- 6D_Ruiz_Inigo 6D_Ruiz_Inigo





26 veces editada esta página.
La última revisión ha sido realizada en Feb 21, 2011 10:18 am GMT por - txetxu_garaio txetxu_garaio.